Consejos para Manejo y Entrenamiento de Caballos

Por

Randall Ray Arms

Introducción

Este blog está hecho con el fin de ayudar las personas de todo nivel que están entrenando caballos. Como principalmente nuestros seguidores son de disciplinas vaqueras, muchos de los videos tratan de esas razas y sus respectivas preparaciones para competencias. No obstante, estaremos siempre anuente a recibir videos de cortas sesiones de entrenamiento evidenciando problemas que podemos observar, analizar y contemplar compartir con este grupo, de considerar qu es un tema de amplio interés.

No hay que olvidar que la base de la equitación no está en las manos que dirigen el bocado, ni en las piernas y pies que accionan las espuelas. Por algo le dicen “ayudas”, ya que ellos son un complemento a la indicación que dá el núcleo de nuestro cuerpo que establece nuestro asiento en la montura. Un buen jinete va acudir a su núcleo siempre como la principal comunicación y luego usa las ayudas para acentuar ese mensaje, o enfatizarlo con más agudez, o incluso corregir una falta de respuesta a una petición inicial del núcleo. Si se puede cultivar esa mentalidad, su rendimiento como jinete mejorará muchísimo, incrementando los resultados mientras le dará una ventaja comparativa con otros que no ponen estos principios en práctica. 

Para muchos de mis amigos probablemente algunos de estos consejos sonaran a detalles muy sútiles y sin importancia ante una mentalidad más rústica de una disciplina vaquera. Pero vale la pena recordar que hubo muchas formaciones vaqueras que llegaron a entender el “arte” detrás de la equitación.  Mi esperanza es que este blog pueda ayudar a más de uno ser un ejemplo del valor que tiene esta cultura ecuestre basado en la unión emocional y el respeto por el rol que forma el jinete tanto como el caballo en dar los resultados óptimos, sea en su trato en el suelo o arriba de sus lomos.

Para los amigos y amigas que tienen un problema con su caballo, por favor escríbanos en el contacto de la página web www.internationalequineinformation.com donde tenga a bien de enviar el enlace de la aplicación de video que tiene su corta grabación que no pase de tres (3) minutos presentando el problema de su caballo.

Esperamos que esto ayude no solo a quien toma el tiempo de enviarnos sus videos, pero también a una amplia gama de caballeristas que representan múltiples razas en el mundo entero.    

CASO No. 5

El caballo haces sus primeros intentos a mover sus manos alrededor de sus posteriores en una vuelta sobre parado lenta.  Para un lado el movimiento de los anteriores los acompaña el meneo desbalanceado de los posteriores en la dirección contraria. Se nota que la distribución del peso del caballo no está firmemente puesta en los posteriores. 

OBSERVACIONES 

En este caso puedo hacer la observación que siendo un potro con tan poco entrenamiento tiene una buena disposición para lograr hacer buenas vueltas sobre parado, porque fácilmente hace algo que le cuesta a muchos caballos y eso es, cruzar la mano externa sobre la mano interna al hacer el giro.  Parece que lo lleva acabo mejor a la izquierda, pero realmente me impresionó para los dos lados en ese sentido que sus manos nunca buscan apoyarse para afuera como muchas veces ocurre en caballos aprendices. 

Donde el caballo está bastante confundido es en la posición de su tercio posterior y esto se vio más grave en el giro a la derecha, lo cual a mi juicio tiene la explicación que el jinete tiene su pierna externa más atrás de la vertical, e incluso, más atrás que su pierna interna del circulo donde pretende girar. 

Como la función de la presión de la pierna o espuela externa es mover los anteriores del caballo, la pierna de contacto del jinete debe estar más adelante del vertical, ya que tenerlo detrás del vertical es una ayuda que pretende mover los posteriores del caballo.  En el caso de la vuelta sobre parado el objetivo es que los posteriores deben quedar quieto, ya que el cuerpo del caballo solo debe girar sobre su pata interna de apoyo. Así que es mi opinión que la posición de la pierna del jinete le era confuso al caballo y estoy bastante seguro que si el jinete adelanta la pierna de contacto al frente del vertical, tendrá un tren posterior más estable. 

En su giro a la izquierda el caballo estuvo más plantado en los posteriores y es porque el jinete tenía su pierna derecha más vertical y no doblada para atrás como se hizo para el otro lado.  Mejor aún seria que esa pierna de apoyo estuviera levemente delante de la vertical para dar una más clara indicación de mover el hombro y las manos para el lado contrario. 

Para terminar con el tema de las piernas del jinete vale la pena recalcar que la pierna interna (en lado de la dirección que gira el caballo) debe quedar totalmente despegada del caballo para dejar la puerta abierta a que el caballo gire en esa dirección.  Hay quienes incluso giran la punta de su bota en la dirección que se desea que el caballo gire ya que si uno es consistente en cualquier señal de ayuda, el caballo es muy persibidor de detalles y aprende a usarlo como una indicación más.  

Otro detallito que puedo señalar, es que el lenguaje de cuerpo del jinete en este caso no coincide con lo que se está solicitando al caballo. Una vuelta sobre parado es un ejercicio que requiere que el balance del caballo esté en los posteriores para así alivianar el tercio anterior y poder facilitar los giros. Si observamos el jinete, veremos que ha perdido su postura erecta y está agachando su cabeza hacia al frente y abajo. Esto da un mensaje al caballo que debe adelantar (lo cual no es deseado en una vuelta sobre parado) y aunque no lo implemente del todo puede motivar el caballo a poner más de su peso sobre las manos que se desean que el caballo las mueva con liviandad para lograr una ágil vuelta sobre parado. 

Además, el jinete está mirando para el exterior del cuello del caballo, lo cual es en la dirección contraria a la cual se quiere que el caballo se mueva. Yo soy proponedor que al hacer una vuelta sobre parado debemos mirar en la dirección que queremos que el caballo se dirija y esto lo creo por dos razones. Una, es que nuestra cabeza pesa como 4 kilos y es muy fácil para el caballo percibir para que lado miramos. Por lo tanto, nuestro caballo tiene la capacidad de querer seguir nuestra iniciativa, especialmente si nuestra mirada coincide con todas las demás ayudas que le estamos dando. Por otro lado, si miramos en la dirección que vamos, giramos en la cintura y esto distribuye más del peso de nuestro asiento en nuestra cadera interna que está del lado donde el caballo tendrá que afirmar su pata de apoyo para hacer el giro. 

A mí, esto me hace mucha razón.  No obstante, tengo que admitir que hay muchos jinetes de “reining” que se mantienen perfectamente centrado en la montura mirando entre las orejas del caballo mientras que hacen los famosos “spins” (vueltas sobre parados). Por lo menos esa es una posición neutral, pero mirar para el lado contrario de la dirección que se desea ir, eso sí lo veo contraproducente para la buena comprensión caballar. 

Como ultima observación que quisiera hacer es que a medida que los caballos tienen más experiencias y aprenden a usar la rienda indirecta sobre el cuello para doblar los anteriores, la vuelta sobre parado debiera empezar siempre por el uso de esta señalítica direccional. Si el jinete empuja el cuello del caballo en la dirección que quiere hacer el giro, esto más que cualquier otra ayuda, debiera motivar el caballo mover el hombro y cruzar la mano exterior sobre la mano interior para iniciar el movimiento. La presión de la pierna o espuela exterior se debe conservar para una ayuda en incrementar la velocidad del caballo en los giros si acaso no está logrando lo deseado. De esta manera el uso de la pierna o espuela externa debe ser de manera puntual, porque si fuese muy repetitivo, con el tiempo y sobreuso, se desensibilizará el caballo de responder agudamente a esa petición. 

Randall Ray Arms, PAS

Professional Animal Scientist

Equine Specialist